Get Adobe Flash player

Papa Francisco defiende a obispo acusado de encubrir abusos sexuales

c_325_245_16777215_00_images_noticias_11_papa.jpg
Chile -

"No hay una sola prueba en contra, todo es calumnia, ¿está claro?", dijo el papa Francisco el jueves al defender al obispo chileno Juan Barros, acusado de encubrir abusos sexuales del clero a menores. 

El papa también alertó sobre la explotación e injusticias a los inmigrantes en la homilía que oficia en Playa Lobito, cerca de Iquique (norte), la última de su visita a Chile.

 

"Estemos atentos a todas las situaciones de injusticia y a las nuevas formas de explotación que exponen a tantos hermanos" a la "precarización del trabajo", a que se "aprovechen de la irregularidad de muchos inmigrantes" y a la "falta de techo", dijo el pontífice en esta región del país, conocida como la 'capital' chilena de la inmigración.

Lea también: Papa Francisco expresa dolor y vergüenza por abusos sexuales en la Iglesia; pide perdón a víctimas

En los últimos años, Chile ha sido un país receptor de inmigrantes, principalmente en su frontera norte, por donde se registra un intenso ingreso irregular de extranjeros principalmente desde Colombia, Haití, República Dominicana y Ecuador.

Más de medio millón de extranjeros viven hoy en situación legal en el país, según datos oficiales, un 3% de la población de 17,5 millones. Según datos recientes publicados en la prensa, el año pasado entraron al país cerca de 105.000 haitianos y más de 100.000 venezolanos.

Al hacer referencia al significado de Iquique, que en aymara significa 'tierra de sueños', el papa abogó por la hospitalidad de los chilenos porque "no hay alegría cristiana cuando se cierran puertas (...) cuando se les hace sentir a los demás que sobran o que entre nosotros no tienen lugar".

En el norte de Chile son frecuentes los asentamientos improvisados donde viven mayoritariamente inmigrantes, a menudo sin luz ni agua. (I)

Deja tu comentario: